Thursday, August 07, 2008

Historias

Los medios de comunicación están llenos de historias tristes (la mayoría), alegres, aburridas, satíricas... De todo un poco. De vez en cuando saltan algunas que por su peculiaridad llaman la atención. Ahí está el mensajero que se ha recorrido los tres estrellas de Europa y que me juego las Nike Jordan a que aparece en un mes con una piba en The Sun vendiendo la historia por 300.000 euros con lo que paga su inversión, se gana unas pelas y la posibilidad de decir que se marcó un simpa en el Bulli. Si me contrata como RR.PP. le preparo una visita al Bulli donde pagaría su cena, regalaría a Adriá una botella de vino de +- 2.000 euros y arreglaría una visita a Está Pasando, Dónde estás corazón y La Noria donde se ganaría +- 80.000 euros.
Pero no quiero hablar de negocios que me paso el día trabajando. Hasta imaginariamente.
La historia de hoy, mítica donde las hayas, es la de este tío que secuestró un lupanar. Cerró la puerta y con los clientes y las lumis dándole al palique se marcó un: "Soy el jefe y esta noche manda mi polla" mientras blandía la pipa y pedía copas para todo quisque. Le han metido cuatro años de cárcel pero cuando llegue va a ser el jefe. "Cómo nos lo pasemos, payo".

1 Comments:

Anonymous Myriam said...

Lo que me he reído yo con el titular de El Periódico sobre la historia del gourmet: "No estaba muerto, estaba de parranda".

Como periodista, me pasaría la vida esperando la historia idónea para usar ese titular. Lo ha bordao el menda.

3:03 AM  

Post a Comment

<< Home